La cebolla… virtuosa

20141102_173134

Las cebollas son una excelente fuente de polifenoles, incluyendo los polifenoles flavonoides, los cuales nos protegen del daño de los oxidantes tales como los rayos UV, la polución ambiental y las sustancias químicas presentes en los alimentos procesados.

Los polifenoles por ser especies reactivas a la oxidación, ayudan a protegernos del estrés oxidativo, el cual a través de la producción de peróxidos y radicales libres, daña todos los componentes de nuestra célula, incluyendo las proteínas, los lípidos y el ADN.

Dentro de la categoría de flavonoides, las cebollas son una fuente destacada de quercetina, representando hasta el 10% de su peso seco en la roja. Importante tener en cuenta que en las capas externas de la cebolla éstos se encuentran en mayor concentración.

Muy efectiva en el tratamiento y prevención de las enfermedades cerebrovasculares, la quercetina tiene un efecto tónico sobre el corazón, potenciando el músculo cardíaco, mejorando la circulación y la resistencia de los capilares, favoreciendo de esta manera el que éstos no se rompan. Sigue leyendo