Mamey

20141005_163120

En el mamey, se ha encontrado una nueva familia de ocho carotenoides que no había sido descrita.  Destaca nutricionalmente por su gran aporte en vitamina A, en forma de betacarotenos, que mejoran la salud de la piel y la visión. También contiene flavonoides del tipo luteína y violaxantina.

En el trópico hay mucha más diversidad de frutas que en las zonas templadas, es una lástima que solo unas pocas sean cultivadas. El mamey es de gran valor nutritivo ya que contiene vitaminas A, E, C, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas. Se usa como medicina para tratar la osteoporosis, sus semillas son empleadas para producir plaguicidas y pesticidas de control biológico.

El mamey aporta 134 calorías por 100g., siendo una fruta con bastantes carbohidratos. Contiene fibra y vitaminas del complejo B: tiamina y niacina.  Aporta minerales como el calcio, magnesio y potasio. Es una fuente de vitamina C, antioxidante natural.

Cuidado de la piel: La apariencia rugosa del fruto parece dar una pista sobre sus componentes para tratar las afecciones relacionadas con la piel.

El mamey es rico en betacarotenos, vitamina C, luteína y taninos. Estos componentes lo hacen muy adecuado para el cuidado de la piel y mucosas del organismo, por dentro y por fuera.  Por un lado, la vitamina C colabora en la síntesis de colágeno y ayuda así prevenir las arrugas de la piel.

Los betacarotenos se sitúan en la dermis protegiendo la piel de las radiaciones solares y dándole una bonita coloración anaranjada. Los betacarotenos también se denominan provitamina A, porque el cuerpo es capaz de transformarlos en vitamina A, que mejora la visión y protegen contra la ceguera nocturna.

La luteína abunda en la retina humana y le otorga coloración amarillenta, es un componente saludable para la vista. Las personas con presbicia o vista cansada deberían comer muchos alimentos con betacarotenos y luteína.

Los taninos son astringentes y bactericidas, protegen la piel y las mucosas digestivas de las infecciones.

Gastritis: La pulpa es dulce, muy aromática, suave y nada ácida. Es bien tolerado para el estómago y, por su alto contenido en betacarotenos, protege las mucosas digestivas y ayuda a tratar la gastritis, acidez de estómago y la úlcera de estómago.

Diarrea: Por su acción astringente, contrae los tejidos y seca las secreciones, propiedades que resultan eficaces en la detención de la diarrea y de la gastroenteritis, contribuyendo a que el organismo pueda realizar deposiciones más secas.

Antioxidantes: El mamey es una fruta con propiedades antioxidantes por su contenido en vitamina C, betacarotenos y taninos. Estos componentes tienen la capacidad de contrarrestar los radicales libres del organismo, previniendo la aparición de numerosas enfermedades y retrasando el envejecimiento.

Bronquitis: Las semillas, previamente tostadas y molidas, se utilizan para tratar la congestión bronquial y la tos persistente ( Los triterpenos median la inflamación de los bronquios). Las semillas pueden producir aborto. No se recomienda su uso sin el control de un especialista.

USO EXTERNO

Caída del cabello: El polvo de las semillas se utiliza contra la alopecia, siendo uno de los usos más extendidos de la planta. También es útil en el tratamiento de la caspa.

Curación de heridas: Los taninos presentes en las hojas cumplen una función cicatrizante dadas sus propiedades hemostáticas ( para detener el sangrado) que aceleran la curación de las heridas. La cicatrización se produce por la formación de las costras, que al unirse las proteínas de la sangre con los taninos, crean un medio seco que inhibe el desarrollo de las bacterias.

Mascarillas para la piel: Es una fruta con azúcar, vitamina C, con betacarotenos y taninos. Por estos componentes, la pulpa se utiliza en la industria cosmética y a nivel casero, se pueden elaborar mascarillas para cuidar, refrescar, suavizar y dar brillo a la piel. ( Mezclar pulpa de mamey con miel y aceite).

En cosmética profesional, existen champús y cremas de mamey.  De manera popular, se dice que puede engrosar las pestañas y que ayuda a que el pelo crezca más rápido.

Originario de América Central (Jamaica, Santo Domingo, Antillas menores, Cuba…), el Mamey es un árbol que se ha distribuido por todas las regiones tropicales del continente americano, e incluso ha pasado a otros continentes como cultivo. Posee nombres como mamay, otere, abricote, zapote mamey y mata serrano.

Beneficios del Mamey

Usos varios: El látex segregado pro las ramas de esta planta es utilizado generalmente como insecticida, por lo cual se utiliza frecuentemente como protector de la piel en casos de mosquitos, y mezclado con manteca para evitar infecciones de la piel. Es muy útil en tratamientos contra garrapatas e infecciones del cuero cabelludo .

Desde la antigüedad se prepara en Antillas un licor con sus flores fermentadas, el cual sirve para como tónico digestivo.

La infusión de las hojas es utilizada en tratamientos contra fiebres intermitentes como sustituta de la quinina. La infusión de las semillas molidas es beneficiosa para tratamientos del eczema y otros parásitos intestinales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s