Día 18

Día Mundial de la Diabetes… lo que comemos determina nuestra salud o enfermedad

dreamstimefree_275635

El 14 de noviembre fue establecido como el Día Mundial de la Diabetes en 1991, por la Federación Internacional de Diabetes y la Organización Mundial de la Salud, en respuesta a la creciente amenaza de salud que la misma representa.

El mundo se enfrenta a una epidemia global, 382 millones de personas viven con diabetes y otras 360 millones están en alto riesgo de desarrollarla, misma que causa 5 millones de muertes al año.  Cada 6 segundos muere un diabético.

Diabetes Tipo 1

La diabetes Tipo 1 es una condición autoinmune, en donde el sistema inmunológico ataca a las células del páncreas, las cuales dejan de producir insulina.

A falta de insulina para conducir el azúcar de la sangre hacia el interior de las células, los riñones tratan de remover el exceso de glucosa. Esto lleva a frecuente micción, deshidratación y mucha sed.

La mayoría de veces afecta a las personas antes de que cumplan 40 años, y tiende a surgir luego de una enfermedad viral.

Diabetes Tipo 2

Los mecanismos exactos que conducen a desarrollarla aun no son comprendidos completamente, más usualmente hay una susceptibilidad genética presente.

Esto puede ser un historial de la enfermedad en la familia, por ejemplo.  La condición en estas personas es desencadenada entonces por factores de estilo de vida, como la obesidad, y usualmente es desarrollada después de los 40 años.

Las células de las personas diabéticas no pueden absorber la glucosa de la sangre apropiadamente.

La diabetes Tipo 2 se desarrolla gradualmente, ésta es una de las razones por las cuales muchas personas no saben que son diabéticos.

A la larga, la diabetes aumenta el riesgo de muchas condiciones, incluyendo enfermedad vascular periférica ( cuando las arterias de las extremidades son dañadas por aterosclerosis) y, daño periférico de los nervios.

Lo que puede resultar en úlceras, infecciones, gangrena y amputaciones. También puede elevar el riesgo de impotencia, ataques al corazón y derrames.

Ustedes se preguntarán que por qué estoy tratando este tema tan deprimente, y la razón es porque en Panamá esta condición prevenible aumenta cada día más alterando la vida de familias enteras.

El otro día mientras esperaba para pagar en la caja de un supermercado, le comentaba a la cajera acerca de este blog, el cual yo esperaba ayudara a crear conciencia en los panameños sobre la incidencia de una alimentación natural en la salud, cuando de pronto me dice: ‘mi mamá y mi hermano son diabéticos, pero mi hermano está peor, pues ya está en diálisis y esperando un transplante de riñón.»

Me quedé helada, pues me pareció tan fuerte tener a dos miembros de una familia padeciendo la misma condición. ¿Cuántas familias panameñas estarán en la misma situación?

Según Lezaeta, el origen de este desarreglo está en la digestión, advierte que usualmente la desarrollan las personas que abusan de la buena mesa y, que privan a su cuerpo de ejercicio, aire puro y actividad eliminadora de su piel.

Al igual que las recomendaciones que vimos ayer, dadas por la Escuela de Salud Pública de Harvard, sobre los cambios en la alimentación y estilo de vida; Lezaeta considera que para librarse de esta dolencia es preciso adoptar un régimen alimenticio para empezar, a base de frutas crudas, vegetales, semillas y nueces pues interesa restablecer la normalidad digestiva para poder formar sangre pura.

Lezaeta relata el caso de un hombre de 50 años quien lo visitó luego de tres años de tratamientos infructuosos de la diabetes.

En ese momento tenía 55 gramos de glucosa por mil de orina y al año de practicar su Régimen de Salud, su azúcar había bajado a 12 por mil, a pesar de haberse permitido alimentación libre, con abundancia de frutas, miel de abejas, papas, frijoles, arroz y pan integral, etc.

Diariamente se aplicó frotación de agua fría en todo el cuerpo al despertar, Lavado de la Sangre con agua helada, y compresa en el vientre en la noche.

Vale la pena hacer los cambios necesarios en nuestra alimentación hoy, que lamentarnos mañana al ser parte de estas tristes estadísticas…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s